La venta de los derechos televisivos fue algo que generó mucha polémica para este gobierno, luego del fin del fútbol para todos.

Y más aún, para la gente que contrató el paquete y se enteró que desde enero, su precio que ya era de 375 subía hasta llegar a la cifra definitiva.

En relación al valor impuesto por la marca para la producción de los partidos de la máxima categoría de fútbol nacional, a tan sólo doce meses de comenzar las transmisiones, su valor aumentó un 50 por ciento: De 300, a 330 en marzo, luego a 375 en septiembre y 450 desde el próximo mes.


Además, por este sistema manejado por las empresas Turner y Fox, se pudo ver el torneo de verano, que también se hará en 2019 de no mediar inconvenientes con la organización del campeonato, y el Mundial de Clubes.

Además de esta decisión, se confirmó que se continuará manteniendo el limite máximo de dos partidos liberados, para la transmisión por fecha.