Todo el día, todas las noticias
Una hectárea de bosque absorbe diez veces más que una de soja

Según el informe de Greenpeace, la soja es una de las principales causas de las inundaciones en las ciudades argentinas.

Durante los primeros días del 2019, Argentina sufre inundaciones en el país. Según la organización ecologista, “La deforestación implica pérdida de biodiversidad, desalojos de campesinos e indígenas, genera cambio climático y nos vuelve más vulnerables a sus consecuencias. Una hectárea con bosques absorbe diez veces más precipitaciones que una hectárea con soja. Más desmontes es sinónimo de más inundaciones”.

Por otro lado, Greenpeace le exigió nuevamente al gobierno una política ambiental nacional que proteja a los bosques nativos mediante el estricto cumplimiento de la ley forestal vigente y la sanción de una nueva normativa que penalice los desmontes ilegales e incendios intencionales. Asimismo, la organización le reclama al gobierno cumplir con los compromisos asumidos para combatir el cambio climático, apostar a las energías renovables y no a los combustibles fósiles.

En el 2014 el Panel Intergubernamental de Cambio Climático (IPCC) advirtió que en Argentina ocurre el 4,3% de la deforestación global y que en la última década fue la principal fuente de emisiones de carbono del norte argentino.

Además, según el Informe sobre Riesgos Mundiales de 2017 del Foro Económico Mundial, el cambio climático se ubica como uno de los tres temas que determinarán los acontecimientos globales durante los próximos diez años y es uno de los riesgos existenciales para nuestro planeta.

No es casualidad qué, Entre Ríos, Santa Fe, Corrientes, Chaco, y Buenos Aires, las provincias donde más soja se siembra, sean las más afectadas por las inundaciones.