Todo el día, todas las noticias
Falleció la niña entrerriana que había sido internada con signos de tortura

La niña, de apenas dos años, falleció en el Hospital de niños San Roque. Su padre está detenido.

a niña de 2 años que había ingresado al hospital San Roque con un grave cuadro de deshidratación, golpes y quemaduras falleció este jueves en ese nosocomio, según confirmaron a UNO fuentes policiales.

La grave situación está investigando por el fiscal Juan Malvasio en Paraná. La nena se encontraba muy grave internada en Terapia Intensiva del hospital San Roque con indicios de haber sido torturada, situación por la que fue detenido su padre, un hombre de la comunidad gitana.

Se informó a UNO en la tarde del jueves la Fiscalía en turno ordenó distintas diligencias, luego de que los médicos del hospital San Roque descubrieran lesiones en el cuerpito de una nena de dos años que había ingresado muy descompensada.

La criatura había sido trasladada en grave estado desde la zona de calle Provincias Unidas hacia el hospital materno infantil. Allí se constató que presentaba un cuadro grave de desnutrición, deshidratación y lesiones de vieja data como quebraduras, contusiones y quemaduras de cigarrillos.

Los médicos observaron que la menor no respondía por lo que fue derivada al shokroom convulsionando. Con esfuerzo fue estabilizada y llevada de urgencia hacia la Unidad de Terapia Intensiva.

Notificado el fiscal Malvasio ordenó la detención inmediata del padre, integrante de una comunidad gitana de Paraná. Se dispuso la intervención del Ministerio Pupilar y del Copnaf, en tanto que personal de las División Homicidios fue encomendada a realizar distintas diligencias investigativas.

De la investigación iniciada se supo que la madre de la niña había fallecido hace un tiempo atrás, por lo que se había dispuesto el monitoreo del resto de la familia, compuesta por tres hermanitos más.

Este viernes el fiscal Malvasio, de acuerdo a los indicios recogidos, imputaría al padre de la niña por homicidio agravado por el vínculo y agravantes.

Fuente: UNO