Falleció una de las trillizas gemelas que nació la semana pasada

Una de las trillizas falleció, y las otras están internadas en observación. Mirá toda la info!

Priscila Eris Alely, una de las trillizas gemelas que nacieron de manera prematura el pasado 12 de agosto en la localidad chubutense de Comodoro Rivadavia, falleció tras estar una semana internada en el Sanatorio de la Asociación Española de Socorros Mutuos, donde continúan internadas en estado crítico sus hermanas Reyna Iris Aytana y Aryadne Liz Eunice.

Hace ocho días, la noticia del nacimiento de las hijas de Micaela Duran y Alejandro Ybañez, una joven pareja comodorense, acaparó la atención de los medios a nivel nacional, ya que se trató de un embarazo monocorial triamniótico -lo que significa que las tres niñas son genéticamente idénticas-.

Esto es muy poco común: ocurre como resultado de la fecundación de un óvulo y un espermatozoide que se dividieron en tres embriones en la primera etapa de gestación. Los tres se alimentan de la misma placenta, con tres cordones umbilicales pero cada uno se desarrolla en su propia bolsa amniótica.

Las trillizas llegaron al mundo con una gestación de 23 semanas (seis meses) y un peso por paciente inferior a 750 gramos. A raíz de su condición, fueron puestas en observación en incubadoras.

En las últimas horas, desde la familia confirmaron al diario ADNSUR el fallecimiento de Priscila. E informaron que Reyna Iris Aytana y Aryadne Liz Eunice permanecen en el área de terapia Neonatal del mismo centro médico, con asistencia respiratoria mecánica y monitorización hemodinámica.

Consultado por Infobae, el médico especialista en fertilidad Fernando Neuspiller (MN 82815) había asegurado que "la probabilidad de embarazos triples es más baja de un tiempo a esta parte en cuanto a tratamientos de fertilización se refiere, pero de manera natural la tasa se mantiene estable", y en ese sentido, explicó que el caso de Chubut se da cuando "se forman tres embriones en una sola placenta y cada embrión hace su propio saco gestacional".

"La probabilidad de que esto ocurra es bajísima; se habla de uno en 150 millones o uno en 200 millones, según la bibliografía que se consulte", destacó el especialista, quien refirió que en este tipo de embarazos "el riesgo de complicaciones obstétricas es diez veces más alto que en un embarazo 'normal'".

Y detalló: "La gran mayoría (de las complicaciones) tienen que ver con lo que se llama feto transfundido transfusor, que es lo que ocurre cuando dos fetos comparten arterias y uno es capaz de obtener más oxígeno que otro, lo que lleva a que uno crezca y se alimente más que el otro", publicó INFOBAE.