Eran dos partidos en uno. Boca no solamente tenía que obtener un resultado positivo ante Alianza Lima, sino que necesitaba también que Palmeiras le ponga piedras en el camino a Junior en San Pablo. Lejos de quedarse esperando noticias ajenas, el Xeneize liquidó la cosa rápido ante los peruanos. Los goles fueron llegando de a poco, y Cardona, Fabra, y Wanchope por duplicado gestaron un 4-0 con olor a partido liquidado. 

Y en los 45 minutos finales llegaron las noticias positivas desde la capital paulista. El colombiano Borja facturó por partida triple, Palmeiras encarriló definitivamente su victoria ante Junior, y en paralelo también la clasificación de Boca. En la Bombonera, Carlitos Tevez le puso el broche de oro a la goleada con un fuerte remate que superó la resistencia del arquero peruano.
 
Con una gran actuación, y una mano ajena, Boca se metió entre los mejores 16 equipos de la Copa Libertadores. Ahora, amistosos, descanso y refuerzos, con un ojo en lo que pase en Rusia con la Selección Argentina. El Xeneize está en los octavos de final del certamen continental más importante, descansará y volverá recargado para seguir dándole forma a su sueño más anhelado.