Un juez federal brasileño había ordenado este domingo la liberación del expresidente Lula Da Silva. Está preso desde el pasado 7 de abril, momento al que corresponden estas imágenes en las que se le ve rodeado de miles de seguidores. Da Silva fue condenado a 12 años de cárcel por corrupción en la trama de la petrolera estatal Petrobras.

El magistrado le concede ahora el Habeas Corpus, una figura jurídica a la que recurren quienes consideran que su detención es ilegal. Sin embargo, el juez que lo condenó en su momento no reconoce la autoridad de este magistrado y anuncia que se niega a aplicar la resolución.