La violencia en los espectáculos deportivos no deja de expandirse. Este fin de semana, los indeseables hechos se dieron al terminar la segunda final que coronó a Sarmiento de Coronel Vidal tras imponerse por 2 a 1, en ambos partidos, a América de Pirán.

El partido se disputó en el Estadio Único de Coronel Vidal, donde las parcialidades tomaron el campo de juego para llevar adelante una gresca de dimensiones. Los cruces de los violentos no sólo fueron entre parcialidades sino también con la policía.

Para el partido se había tomado las medidas que entendieron correspondientes, por el clima que se había generado en la previa. Más de 30 efectivos de seguridad se destinaron al encuentro además de cámaras de seguridad que dejaron todo grabado. Tres de ellos terminaron heridos como saldo.

Desde las autoridades de la Liga de Equipos Unidos contaron que no sólo se robaron la Copa, sino que se van a estudiar las medidas a tomar para los clubes que, seguramente, recibirán fuerte sanciones.

 Fuente: Infocielo