Es que muchos saben que después de semanas cargadas de maniobras y operaciones políticas, con las presiones de la Iglesia, en el reaccionario Senado se está imponiendo la opción del rechazo a la ley.

El alerta obliga a redoblar la movilización. Por eso, desde la noche de este martes algunas organizaciones se empezaron a acercar a la Plaza de los dos Congresos, vallada por las fuerzas de seguridad. Los pañuelos verdes empiezan a multiplicarse. Las avenidas ya están cortadas del lado Norte, donde se ubicará la "marea verde".

Allí esperarán a quienes se empiecen a sumar durante la noche, antes de que empiece la sesión a las 9:30, y durante toda la jornada.