El Gobierno aseguró que los combustibles “están mas baratos que en toda su historia”

El secretario de Energía de la Nación, Javier Iguacel, aseguró que los combustibles están “más baratos” en promedio que en toda la historia y destacó que los valores son los más bajos de la región.

El Gobierno aseguró que los combustibles “están mas baratos que en toda su historia”

Viernes, 28 de Septiembre de 2018

Económicas

"Hoy medido en términos reales los combustibles en la Argentina están en promedio más baratos que en toda su historia o por lo menos que en los últimos 20 años", dijo el funcionario en declaraciones a radio La Red.

Iguacel afirmó que los precios de las naftas y el gasoil dependen del mercado, que se vio impactado últimamente por la suba del precio del dólar y del petróleo, y descartó que el Gobierno pueda volver a regular al sector.

"Lo que estamos haciendo es implementar normas para aumentar la competencia: Vamos a tratar de publicar un índice de competitividad de precios (de acuerdo a cada región del país)", dijo Iguacel.

Asimismo, desestimó que los precios de los combustibles sean altos al considerar que no sólo están "más baratos" que el promedio de toda la historia del país sino que "se encuentran mucho más baratos que en la región".

"El petróleo sigue subiendo lamentablemente, pero hay margen para discutir competitividad para hacer que el consumidor sea menos rehén de pocos productos y pocos oferentes", sostuvo el funcionario.

El secretario de Energía agregó que "están pasando cosas muy buenas" que llevan a que "haya mucho más oferta y reducción de precios" y señaló en ese sentido que la refinería de Bahía Blanca que está funcionando tras realizar reformas hace un par de semanas volvió a exportar gasoil y naftas.

También te puede interesar:

Alpargatas cierra dos plantas y despide a 445 trabajadores

Al ser consultado sobre si el Gobierno podría volver a intervenir en los precios de los combustibles, Iguacel lo descartó al considerar que eso es "pan para hoy y hambre para mañana" porque no se puede obligar a las petroleras a que vendan sus productos por debajo de los costos de producción.

"Nuestro rol es asegurar un equilibrio en el que las empresas no quiebren y que a su vez la gente pague los precios más justos y razonables posibles. Eso lo medimos todo el tiempo, es una de nuestras preocupaciones como Gobierno", dijo.

Agregó que se vio "sorprendido" al conocer que en agosto aumentó la venta de combustibles y destacó la estrategia "lógica y razonable de la gente" de pasarse de la nafta premium a la súper, de menor calidad.