Un breve disturbio se desató durante la noche del jueves 1 de noviembre, sobre la calzada de la Avenida Corrientes, en pleno centro porteño. Un grupo de militantes veganos realizó un violento escrache contra una histórica pizzería porteña y una parrilla, por ofrecer productos derivados de animales.

Bajo el grito "Animal, liberación", un grupo de aproximadamente 30 personas afines al veganismo comenzó a protestar frente a la puerta de Güerrín y La Churrasquita, golpeando los ventanales que daban al interior de los locales y gritándole "asesinos" a varios comensales que cenaban allí.

En un video subido en las últimas horas, se puede ver cómo el grupo golpea y pega patadas contra el frente de los locales, poniendo en riesgo la seguridad de los clientes que cenaban dentro de uno de los establecimientos.