Urribarri denuncia operaciones en su contra

El dirigente ultrakirchnerista aseguró que “la judicialización de la disputa política es sumamente peligrosa para la democracia”.

Urribarri denuncia operaciones en su contra

Viernes, 30 de Noviembre de 2018

Políticas

El exgobernador y actual Presidente de la Cámara de Diputados de la Provincia, Sergio Urribarri, se refirió a la supuesta denuncia realizada por el abogado Rubén Pagliotto a partir de una nota difundida en un programa televisivo.

“Se trata de una nueva operación mediática de las tantas a las que nos tienen acostumbrados el tándem Daniel Enz-Rubén Pagliotto, quienes claramente comparten intereses y se dedican a inventar relatos que les permitan cumplir con sus patrocinadores, los cuales son incapaces de construir políticamente”, sostuvo el exmandatario.

Asimismo, manifestó que “resulta burda la manía del señor Enz de involucrarme a mí y a mi familia en cualquier tipo de cuestión o de direccionar cualquier hecho hacia mi entorno. Debería saber que esa obsesión ya le puso en jaque la credibilidad hace bastante tiempo”.

En este sentido, Urribarri apuntó también “a quienes son cómplices de ese tipo de maniobras ya sea replicando información sin fundamento o participando de esos espacios mediáticos por temor a ser víctimas de esas operaciones y mecanismos lamentables”.

A su vez, señaló que en el Poder Judicial no pocas veces le han llamado la atención a Pagliotto por este tipo acciones. “Todos identifican su condición de fabulador serial”, asestó.

Por otro lado, el exgobernador afirmó que “estas iniciativas se enmarcan en la realidad política nacional con la notable caída de la imagen del gobierno de Cambiemos y el paralelo crecimiento de la expresidenta Cristina Fernández de Kirchner”. Y agregó: “si a estas personas realmente las impulsara el interés público, se estarían ocupando de la difícil situación económica y social que atraviesa el país a partir de las medidas neoliberales que se han aplicado, y del impacto que ello tiene en nuestra provincia”.

Finalmente, Urribarri expresó que “la judicialización de la disputa política es sumamente peligrosa para la democracia”.